Comunicación

¿Han comunicado bien los empresarios durante la crisis? II

"Los empresarios ofrecen su apoyo a la reconstrucción e insisten en su confianza en la sociedad española"

Obviamente, el titular es falso, es el mensaje que me hubiera gustado leer hoy en los medios, pero está lejos de lo que realmente hemos podido leer. ¡No aprenden! Supongo que desde sus atalayas no miran hacia abajo y saben lo que ocurre en las calles. O que sus asesores de comunicación se deben tanto a la causa que no se atreven a guiarles. O que, a pesar de tener buenos asesores, ellos se creen por encima del bien y del mal y como son buenos gestores, también se creen buenos comunicadores.

El caso es que han perdido otra magnífica oportunidad de convertirse en líderes y guías de este país. En gestores reconocidos e incluso admirados a los que escuchar con atención porque su diagnóstico es realmente importante para el progreso del país.

¿Han comunicado bien los empresarios tras la pandemia?

Me encontraba yo escribiendo sobre la falta de liderazgo social de nuestros empresarios y el poco carisma y compromiso que demuestra para con los españoles cuando surgió una noticia que me hizo pensar que aún había esperanza. La CEOE convocaba un congreso que, bajo el título de Empresas Españolas Liderando el Futuro, haría retratarse a todos los grandes directivos de las grandes empresas españolas para, según su propio título, liderar la situación del país ante la crisis provocada por la pandemia del Covid19.

Estaba dispuesto a rectificar. Por lo que parecía, la cumbre organizada de forma urgente, venía a convocar al empresariado para liderar la salida de la crisis. Se trataba de una llamada a la unión de todos los españoles con unos objetivos bien definidos, salir todos junto de la crisis como un verdadero país.  Los empresarios por fin cogían el testigo y se lanzaban al ruedo dispuesto a lidiar el morlaco de la crisis.

Nada de eso. Una vez más, el relato de los grandes empresarios españoles ha optado por el semblante lastimero, por la actitud pedigüeña de otras ocasiones y por las amenaza de que el apocalipsis se acerca. 

¿De verdad creen que ese es el mensaje que esperan de ellos los españoles? ¿De verdad esperar crear el futuro con mensajes pesimistas? ¿Para esto hacía falta montar una cumbre?

El resultado no ha podido ser más decepcionante. Nada de optimismo, nada de animar a la población, nada de convocar a sacar al país hacia adelante… 

¡Cómo me hubieran gustado leer algunos titulares! Ana Botín: «La economía española saldrá reforzada gracias a la creatividad del país», Joan Roig «Los empresarios ofrecemos toda nuestra experiencia para ayudar a salir de la crisis», Pablo Isla: «España es una potencia económica gracias a los españoles y una crisis no es más que una motivación más para superarnos», José Ignacio Goirigolzarri: «Los políticos pueden contar con nosotros para salir adelante».

Sin embargo, lejos de ofrecer su ayuda, los empresarios han vuelto a su letanía habitual. Pedir es el verbo más utilizado hoy en la prensa para describir la actitud de los empresarios ¿Realmente creen que son los más necesitados de esta crisis?

Titulares irreales

"La economía española saldrá reforzada gracias a la creatividad del país"
Ana Botín
Presidenta de Santander
"Los empresarios ofrecemos toda nuestra experiencia para ayudar a salir de la crisis"
Joan Roig
Presidente de Mercadona
"España es una potencia económica gracias a los españoles y una crisis no es más que una motivación más para superarnos"
Pablo Isla
Presidente de Inditex

Titulares reales

EXPANSIÓN

Más flexibilidad laboral y rechazo al alza de impuestos

La portada de Expansión, el principal diario económico del país es testigo en portada del mensaje pedigüeño de los empresarios. En su antetítulo, ya aparece el verbo mágico "piden", pero ni asomo de qué están dispuestos a "dar" a una sociedad tan necesitada de estímulo como ellos.

CINCO DÍAS

Las empresas piden reformas, consenso y seguridad jurídica

La misma letanía se repite en el titular de Cinco Días. En este caso, Las empresas piden reformas, consenso y seguridad jurídica. Piden, piden, piden... pero ni rastro de cuáles son sus aportaciones, de qué forma pueden ayudar a la sociedad a salir adelante. Y podrían contestar: "pues creando riqueza, creando trabajo". Efectivamente, pero entonces, ¿para qué haces una cumbre?

EL ECONOMISTA

Los empresarios piden seguridad jurídica y no tocar la reforma laboral

En el caso de El Economista, la noticia surgida del encuentro empresarial no es la noticia más importante del día, lo cual supone un fracaso desde el punto de vista de la comunicación. Montamos una cumbre de los empresarios más importantes del país y no conseguimos siquiera ser el titular principal del día. Para hacérselo ver.

EL PAÍS

Los grandes empresarios reclaman consenso a los políticos

Más complicada es la situación en los medios generalistas. Si el mensaje de los empresarios no cautiva siquiera a todos los medios económicos, a los generalistas les resulta aún más prescindible. Tan es así en El País, que la cumbre sólo da para una llamada a una columna lateral. Además, desvincula gran parte del sector empresarial español porque limita el titular a "los grandes empresarios", incidiendo en la falta de representación de la verdadera economía española, esto es, las pymes y los autónomos.

EL MUNDO

Clamor empresarial para exigir seguridad jurídica al Gobierno

Más complicada es la situación en los medios generalistas. Si el mensaje de los empresarios no cautiva siquiera a todos los medios económicos, a los generalistas les resulta aún más prescindible. Tan es así en El País, que la cumbre sólo da para una llamada a una columna lateral. Además, desvincula gran parte del sector empresarial español porque limita el titular a "los grandes empresarios", incidiendo en la falta de representación de la verdadera economía española, esto es, las pymes y los autónomos.

ABC

INICIATIVA FRENTE A IDIOLOGÍA

Más complicada es la situación en los medios generalistas. Si el mensaje de los empresarios no cautiva siquiera a todos los medios económicos, a los generalistas les resulta aún más prescindible. Tan es así en El País, que la cumbre sólo da para una llamada a una columna lateral. Además, desvincula gran parte del sector empresarial español porque limita el titular a "los grandes empresarios", incidiendo en la falta de representación de la verdadera economía española, esto es, las pymes y los autónomos.

LA RAZÓN

...

Y como colofón del fracaso de la estrategia de comunicación... La Razón, un medio a priori cercano a los intereses empresariales, ni siquiera reserva un pequeño hueco para las conclusiones de la gran cumbre empresarial. Un ejemplo claro de la necesidad de hacer una profunda reflexión interna en la CEOE en cuanto a la forma de comunicarse con la sociedad.

No era el momento

No era el momento de pedir. No era el momento de exigir. No era el momento de demandas. Ni siquiera era el momento de ser pesimistas. La cumbre organizada por la CEOE (una gran idea) era un púlpito ideal para que toda la sociedad sintiera el apoyo de los empresarios, para que la ciudadanía confiara en el futuro, para conseguir una palmadita en la espalda. 

Los empresario necesitan ser reconocidos y queridos por la sociedad y, para ello, tienen que cambiar, de una vez, su estrategia de comunicación. Hace falta una renovación de ideas que consigan cambiar la imagen pública del empresario para el ciudadano de a pie. Creo efectivamente que la mala fama del empresario es totalmente injusta, no estoy de acuerdo con el desafecto entre la sociedad y los empresarios, pero entiendo que con este tipo de mensajes, no hacen más que profundizar en todos los estereotipos que arrastran desde hace años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.